Agujetas:

Son dolores musculares que aparecen tras entrenamientos fuertes, cambios de entrenamientos, primeros entrenamientos después del periodo de vacaciones o reposo. Estos músculos producen ácido láctico como productos de deshecho, al enfriarse el músculo tras el entrenamiento, este liquido se solidifica mezclando entre los haces de fibras musculares. También suelen surgir en un aumento de temperatura durante el ejercicio (necrosis a 38 -
48ºC).

 

1. Síntomas:

Dolores musculares y dificultades para realizar recorridos completos del movimiento de alguna articulación (por ejemplo, si se producen en los bíceps, a veces es imposible estirar el brazo completamente). Si se produce microdesgarros, el dolor puede ser intenso.

Aparecen generalmente un día después de realizar el esfuerzo, apreciándose rigidez muscular importante y dolor generalizado de los grupos musculares trabajados al realizar cualquier movimiento donde intervengan estos y desapareciendo dichos sintamos al cabo de 3 o 4 días.

 

2. Causas:

Existen dos teorias acerca de las causas que las provocan:

• Teoría del ácido láctico o de lesión metabólica: se puna acumulación de ácido láctico durante el periodo de actividad muscular, por metabolización incompleta de la glucosa.

• Teoría del sobreesfuerzo mecánico. Esta teoría ha ido adquiriendo mas importancia. Se produce una lesión mecánica en la zona de las células musculares y tejido conjuntivo muscular.

 

3. Diagnostico:

Se trataría básicamente de un auto-diagnostico, teniendo en cuenta las sensaciones descritas anteriormente, y diferenciando con el resto de lesiones musculares el no localizarse el dolor únicamente en un punto concreto. De todas formas, ¿quién no conoce las sensaciones de tener agujetas?

 

4. Tratamiento:

En estado agudo, durante los 3 primeros días debe abstenerse de realizar ejercicios de estiramiento intensos. Las mediadas más recomendables durante este periodo son:

•Baños calientes con esencia de romero, árnica o salvia.

•Masaje suave de renovación venosa.

•Estiramientos musculares suaves.

Se recomienda en deportistas noveles el continuar realizando ejercicio moderado después de aparecer las agujetas, si bien nunca de mayor intensidad al ejercicio que las produjeron hasta la desaparición de las mismas.

 

5. Prevención:

Si no estas en forma, evitar que las primeras sesiones de entrenamiento sean muy intensas. En general, evitar los aumentos bruscos de intensidad del ejercicio, estés en forma o no.

A diferencia de otras lesiones, el calentamiento no tiene efecto de cara a evitarlas o disminuirlas. Hay personas tan en baja forma que solo el calentamiento ya les producirá agujetas.